Es difícil expresar en este momento tan triste la huella que Carmen Usobiaga ha dejado en quienes tuvimos la suerte de trabajar con ella. Desde la admiración y el cariño que ha despertado en los directores, profesores y estudiantes del Programa de Education Abroad de la Universidad de California, queremos dedicarle unas palabras a modo de homenaje. Carmen empezó a trabajar para la Universidad de California en Madrid en 1964 y desde entonces ha sido el alma, el corazón y el cerebro de nuestro programa en la Universidad Complutense. Cariñosa y paciente con los estudiantes, amable y eficaz con los administradores, colaboradora incondicional con los profesores, profesional con todos nosotros, y siempre dispuesta a ayudar dentro y fuera de su trabajo. La dedicación ejemplar a nuestro programa la convirtió en su mejor consejera, capaz de encontrar soluciones al mismo ritmo al que se planteaban los problemas y de proponer alternativas ante cualquier situación imprevisible, que fueron muchas a lo largo de todos estos años. Generosa con su tiempo y con su sabiduría no dejó de ayudar a sus compañeros de trabajo ni siquiera durante su enfermedad. Todos los profesores de California que dirigieron el centro de Madrid guardan un magnífico recuerdo de ella. Los que llegaban nuevos ya habían oído hablar de las enormes virtudes de Carmen, los que se iban ya habían desarrollado una entrañable amistad con ella. Porque el programa de Education Abroad en la Universidad Complutense era Carmen que con su elegancia y profesionalidad supo liderar un gran equipo de trabajo y consolidar nuestro programa con admirable eficacia. Nuestro más sincero agradecimiento por la absoluta dedicación a la Universidad de California durante cuarenta y cinco años. Desde California le enviamos estas palabras de despedida acompañadas de todo el cariño que despertó en nosotros.

Jean-Xavier Guinard, Director UCEAP
Karen Mead, Directora Region IV

Recent Comments